Westfaliano

Origen:

Al igual que otros cruzados alemanes, el Westfaliano recibe el nombre de una región geográfica: Nordrehein-Westfalen, en el extremo nororiental de Alemania. Para ser un Westfaliano, el caballo tiene que haber nacido en esta zona y ser descendiente de una yegua registrada en el libro oficial. Fué una raza muy popular durante los siglos XVIII y XIX, y en 1826 se fundó la Westphalian Breeders Association. En el siglo XX la adición de sangre de Hannoveriano contribuyó a hacer de esta raza un caballo deportivo, y allá por la década de los setenta, ya se había convertido en una de las mejores razas de compertición del Mundo. Hoy es la segunda raza más famosa de Alemania, después del Hannoveriano, y se utiliza para los saltos de obstáculos, para doma clásica, concurso completo y para enganche, se usa también como caballo de silla en general.

Aspecto:

Es una versión más pesada y robusta que su vecino, el Hannoveriano. Tiene una cara que denota inteligencia con los ojos perfectamente separados. El cuello está bien musculado y va insertado sobre un cuerpo amplio. Los posteriores son uy poderosos, aunque a veces pueden ser un tanto planos.

 Alzada:

  • Entre 1,70 y 1,76 metros.

 Capa:

  • Cualquier tonalidad lisa.

 Características:

  • Es inteligente y audaz.

 

Todocaballos.com