Waler

Origen: Los primeros caballos que llegaron a Australia lo hicieron de la mano de los colonizadores, allá por el año 1798. De esta forma, el Waler nacería como una mezcla entre esos primeros caballos presentes en tierras australianas y los pura sangre inglés y árabe, que llegarían a estas tierras a mediados del siglo XIX.

Aptitud más destacable:

  • Los rasgos que definen su carácter son la valentía, la prudencia y la resistencia.

  • Se adapta perfectamente como caballo de silla; presentando una monta segura y enormemente prudente.

  • Presenta un buen fondo físico, es bueno para el cross.

  • Se ha mostrado como un excelente saltador.

  • Aprende bien en el adiestramiento, por lo que puede llegar a ser utilizado para la doma clásica.

  • Su docilidad hace que también se le emplee para jugar al polo.

  • Ha sido utilizado para la guerra (durante la I Guerra Mundial llegaron a exportarse ciento veinte mil caballos a los ejércitos de la India, Europa y África).

 Características físicas:

  • Altura de la cruz: alrededor de 60 cm.
  • Capas principales: bayo, alazán, tordo y negro.
  • Su aspecto varía enormemente; si bien suele mantener su aspecto recto y noble.
  • De cuerpo alargado, que en ocasiones puede aparecer pesado y compacto.

 


Todocaballos.com