Cob Galés

Origen:

Ha sido criado en Gales durante muchos siglos. Sus antecesores eran caballos andaluces que habitaban en la frontera galesa en el siglo XI y que fueron cruzados con los de las montañas de Gales, obteniéndose el Cob Galés. Este caballo ha sido muy popular en las granjas de las colinas de Gales ya que era suficientemente fuerte como para transportar el carro a toda una familia hasta la iglesia los domingos y lo bastante voluntarioso para ser empleado en la caza. También se hizo popular en el ejército, que pagaba un alto precio por buenos sementales. Posee un trote ágil y su especial forma de moverse ha influido en muchas razas de trotones del mundo, en la actualidad se utiliza tanto como caballo de silla como de enganche, especialmente en las competiciones de equitación

Hay pocas razas que consigan superarlo en los concursos internacionales.

Aspecto:

La cabeza es vivaz y parecida a la de un poni, con unos ojos vigorosos y muy separados, su cuello es largo y con crines abundantes. Posee unas fuertes espaldas y su cuerpo es ancho y voluminoso. Sus extremidades cortas y potentes, lucen cernejas.

 Alzada:

  • Ente 1,62 y 1,76 metros.

 Capa:

  • Hay Cobs Galeses de cualquier capa excepto píos y pintos.

 Características:

  • Este caballo es fogoso y valiente, con una colosal resistencia, es uno de los mejores caballos de silla y de enganche del mundo, así como de los más versátiles.

 

Todocaballos.com