Holandés de sangre caliente

Origen:

El cruzado holandés es una raza moderna que se crió por primera vez en los Países Bajos en los años sesenta, dada la demanda de caballos de competición en dicho periodo. Las yeguas que fundaron la raza fueron Groningen y Gelderland, que se cruzaron, entre otros, con sementales de pura sangre ingleses, anglo-árabes y Lipizanos. La gama de caballos que ha desarrollado la Dutch Warmblood Society es amplia y su objetivo de cría se centra en cinco tipos básicos:

  • Caballos de competición. con magnífica conformación y buenos movimientos, posee un carácter equilibrado y resultan aptos para casi todos los deportes ecuestres, como los saltos, la doma y el concurso completo. Se han convertido en una de las razas de caballos cruzados de más éxito en el mundo.
  • Caballos de silla y enganche. que son más pesados que los de competición.
  • Caballos exclusivamente de silla. que se emplean para todo tipo de monta.
  • Caballos de enganche. Gráciles y con excelentes movimientos elevados.

Aspecto:

En conjunto, el holandés posee una conformación atlética y musculosa.

 Alzada:

  • Entre 1,55 y 1,65 metros.

 Capa:

  • La mayor parte son de tonos uniformes (ni píos ni pintos).

 Características:

  • El Holandés es dócil y de buen carácter.

 

Todocaballos.com