Silla Italiano

Origen:

Italia, al igual que muchos paises europeos, está combinando sus cruzados nacionales y los cruza con ejemplares importados de otros países con tradición equina para crear una raza de caballos deportivos: el Silla Italiano. Los animales para la cría han sido seleccionados de paises de todo el mundo, entre las razas italianas que participan en el cruce se incluyen: El Salerno, es un caballo que se desarrolló en el siglo XVI con sangre de Napolitano, árabe y Berberisco. Fué muy famoso en los regimientos italianos de caballería y ha tenido mucho éxito como cabllo deportivo. La Angloárabe Siciliana y Sarda, de ascendentes árabes y Berberiscos, son las yeguas de cría más populares para la obtención del Silla Italiano. Los maremmanos, originarios de la Toscana, son robustos y han sido mejorados cruzándolos con ejemplares de pura sangre inglés. Los Sanfrantellanos, de Sicilia se emplean para la monta y el enganche. También se han mejorado su calidad con el pura sangre inglés.

Aspecto:

Debido a la amplia gama de caballos utilizados para criar el Silla Italiano, su aspecto es muy diverso, sin embargo, un buen caballo de competición debe combinar fuerza con una complexión relativamente ligera.

 Alzada:

  • - Entre 1,50 y 1,65 metros .

 Capa:

  • - De cualquier tonalidad..

 Características:

  • - La mayoría de los caballos cruzados italianos son fogosos e inteligentes, peculiaridades que han transmitido al Silla Italiano, haciéndolo ideal para los deportes hípicos. A pesar de que la raza todavía es bastante reciente, el número de ejemplares va en aumento.

 

Todocaballos.com