Silla Americano

Origen:

El impresionante caballo de Silla Americano, que originariamente se conocía como caballo de Silla de Kentuky, fue criado por los colonos de los estados norteños de América a finales del siglo XVIII. El semental fundador de esta raza fue un pura sangre inglés llamado Denmark. Los caballos de esta raza se criaron selectivamente para recorrer largas distancias a gran velocidad, y su versatilidad los hace idóneos tanto para la monta como para el enganche. Desarrollan dos aires característicos (nadados): un slow y un rack más rápidos, además del paso, el trote y el galope tradicionales. Ambos son aires laterales de cuatro tiempos, levantando mucho cada extremidad y tocando el suelo de una en una. Aunque dichos aires son naturales para el caballo de Silla Americano, durante el proceso de doma se trabaja sobre ellos. Estos caballos son hoy en día muy frecuentes en las pistas de concursos, compitiendo en las modalidades de tres aires, cinco aires y enganche. También son muy populares como caballos de silla en general.

Aspecto:

Poseen una cabeza atractiva y bien prendida sobre un cuello fino y arqueado, las espaldas son descendentes, la grupa plana y las extremidades delgadas y fuertes. Tanto la crin como la cola son espesas.

 Alzada:

  • Entre 1,50 y 1,60 metros.

 Capa:

  • Suelen ser negros, alazanes, tordos o castaños, aunque también se dan los ruanos, pintos y palominos.

 Características:

  • El caballo de Silla Americano es veloz y posee gran coraje.

 

Todocaballos.com